SEMINARIO INTERNACIONAL DE ENCUADERNACIÓN EN COLABORACIÓN CON CInELA

Investigadoras colaboradoras de la Biblioteca Patrimonial Recoleta Dominica han organizado un inédito Seminario Internacional de Encuadernación Artesanal y Artística que tendrá lugar en junio de 2022, con el fin de poner en valor el antiguo oficio de la encuadernación artesanal, identificando y reconociendo los diversos estilos de encuadernación y actualizando el estado del arte. El evento, que será gratuito para las personas interesadas, se realizará online a través de la plataforma Zoom. En él, parte del equipo de CInELA formará parte activa de su programa y ha colaborado para poder lograr su consecución.

Las y los expositores confirmados son: María Dolores Díaz de Miranda (España), doctora en conservación y restauración; Antonio Carpallo Bautista (España), doctor y PhD especializado en Análisis documental de la encuadernación; Rodrigo Ortega (México), encuadernador y docente; Javiera Barrientos (Chile), historiadora del libro y encuadernadora; Mariano Muñoz-Hidalgo (Chile), encuadernador clásico y dorador; y Paulina Rodríguez Joui (Chile), artista visual y encuadernadora, Horacio Mella (Chile), tipógrafo, investigador y director editorial; y Yerko Quitral (Chile), profesor de biología aplicada a la conservación y restauración, entre otros participantes.

Cada uno de los expositores encabezarán una ponencia vinculada a su área de experiencia, las que posteriormente serán recogidas en una publicación. En tanto, los asistentes tendrán la opción de recibir un certificado de participación con una asistencia mínima a 3 jornadas.

El oficio de la encuadernación artesanal ha gozado un inusitado auge durante los últimos años; no obstante lo anterior, todavía persiste un desconocimiento de su desarrollo y sustento teórico desde una mirada interdisciplinaria que abarque el arte, la estética y la historia como parte de este saber que constituye parte del patrimonio tanto material como inmaterial en torno al libro.

El seminario nace en el marco del Proyecto Fondart «Estilos de encuadernación artesanal y artística en la colección de la Biblioteca Patrimonial Recoleta Dominica», que dará lugar a una exposición temporal que tendrá lugar en las dependencias de la Biblioteca, buscando dar a conocer distintos estilos de encuadernación a través del tiempo, entregar sustento teórico al oficio de la encuadernación y revitalizar la figura del libro artesanal, afectado por la industrialización.

La investigación del proyecto Fondart está a cargo de Elizabeth Gallegos, encuadernadora; Victoria Ramírez, periodista; y Pamela Tighe, gestora cultural. Este equipo se encargará de la curaduría de la muestra, de la coordinación del seminario y de la edición de una publicación posterior al encuentro, en conjunto con la Biblioteca Patrimonial Recoleta Dominica (BPRD) y con la colaboración del Círculo de Investigadores y Estudiosos del Libro Antiguo (CInELA).

Para inscribirse al seminario, deben completar sus datos en el siguiente formulario, donde también encontrarán la información relativa al Programa.

Programa del Seminario Página 1
Programa del Seminario Página 2

Convocatoria 3º taller de postgrado «Pensar las fronteras en la investigación»

Queremos invitarlos a participar en la Convocatoria del 3º taller de postgrado «Pensar las fronteras en la investigación» organizado por los estudiantes de los Programas de Postgrado, Instituto de Historia de la Pontificia Universidad Católica de Chile, por el Departamento de Historia de la Universidad de Concepción de Chile y por los Programas de Magíster y Doctorado en Historia de la Universidad de Tarapacá.

Más información en el siguiente link:

https://historia.uc.cl/noticias/1967-convocatoria-3-taller-de-postgrado-pensar-las-fronteras-en-la-investigacion

PROGRAMA 2021

Estimados amigos de CInELA,

Ya está disponible el programa de las II Jornadas del Libro Antiguo «Visualidades y Materialidades» que se realizarán los días 23, 24 y 25 de junio de 2021.

Pueden revisarlo en esta página o descargarlo aquí.

NUEVAS FECHAS JORNADAS DEL LIBRO ANTIGUO 2021

 

Debido a la contingencia, CInELA ha decidido postponer las II Jornadas del Libro Antiguo 2021 para los días miércoles 23, jueves 24 y viernes 25 de junio.

Próximamente se publicará el programa del evento.

Equipo CInELA

Ciclo de charlas de la estantería a las redes

 

El día jueves 29 de octubre a las 17 hrs. María Victoria Martínez y Natalia Ortiz, ambas miembros CInELA, presentarán en el ciclo de charlas «De la estantería a las redes» su proyecto de investigación «Vea lo que hay en este libro».

Link del evento:
https://www.facebook.com/biblioteca.dominica/posts/4030669210321711

Página de Facebook de la Biblioteca Patrimonial Recoleta Dominica:
https://www.facebook.com/biblioteca.dominica

Convocatoria II Jornadas sobre el libro antiguo CInELA 2021

II JORNADAS SOBRE EL LIBRO ANTIGUO: “VISUALIDADES Y MATERIALIDADES”

DEL MIÉRCOLES 23 AL VIERNES 25 DE JUNIO DE 2021 | SANTIAGO, CHILE

Convocatoria a participar de las II Jornadas sobre el Libro Antiguo “Visualidades y Materialidades”

CInELA surge como un grupo heterogéneo de investigadoras e investigadores que tienen un interés común por el estudio de la bibliografía y las fuentes documentales escritas (y eventualmente también visuales) que forman parte de la cultura material de una comunidad, con independencia del soporte que sustenta esa palabra escrita. Ese universo documental y bibliográfico habitualmente suele estar custodiados en bibliotecas, archivos y museos debido a que las comunidades que los albergan, a través del tiempo han reconocido un valor patrimonial en esos elementos. La noción de esta tipología patrimonial apunta a desmarcarse de las concepciones de la historia remota y reciente basada en criterios europeos, con la aspiración de apreciar la singularidad de casos posibles situados en nuestra región latinoamericana y especialmente chilena.

Respondiendo a las inquietudes que impulsan la articulación de CInELA, esta jornada es una invitación abierta a conocer las indagaciones de investigadores y estudiosos abocados a la interpretación histórica, artística, crítica o científica del patrimonio documental y bibliográfico: académicos, anticuarios, artífices, artistas, coleccionistas, conservadores y restauradores, estudiantes de pre y postgrado, investigadores independientes y estudiosos afines.

Tras la primera versión de las Jornadas sobre el Libro Antiguo realizada en 2018, cuya temática estuvo centrada en los ejes “objetos, hacedores y colecciones”, en esta segunda jornada se pondrá énfasis en trabajos que reflexionen sobre los aspectos materiales y visuales del patrimonio bibliográfico en su sentido más amplio, pretendiendo resaltar los diferentes planos en que las facetas estéticas y objetuales de libros y documentos, cobran importancia para la investigación y el estudio. Los temas que se esperan desarrollar durante las jornadas van desde la creación artesanal y el trabajo mecánico vinculados a la producción libresca y el estudio de los materiales que componen estos objetos bibliográficos; a la definición y clasificación de los elementos que podríamos calificar de visuales en este patrimonio cultural, considerando las huellas y cambios que los lectores incorporan en los libros, así como también anotaciones, actos de censura o desgastes; todos ellos, elementos que nos acercan al entendimiento de los libros y documentos como objetos culturales heterogéneos.

A partir de lo expuesto con anterioridad, se proponen inicialmente algunos ejes temáticos para participar en la‌ ‌convocatoria.

Ejes temáticos de la convocatoria:

  1. Lo artístico en el patrimonio documental y bibliográfico

Perspectivas sobre lo que se puede considerar “arte” o “artístico” en el patrimonio documental y bibliográfico, tanto en su materialidad como en su cualidad de objeto cultural. En este eje se insertan las investigaciones relacionadas con las prácticas artísticas en el libro; el libro como obra de arte; la imagen y la visualidad en los libros y documentos; el patrimonio documental y bibliográfico comprendido más allá de la suma de sus partes; así como otros temas afines.

  1. Libros presentes / ausentes (intermedialidad)

El libro como objeto capaz de crear visualidad, imaginarios, mitos, narraciones, experiencias y nuevos saberes, más allá de su propia materialidad; libros que perviven después de su desaparición o destrucción. En este eje se incluyen las investigaciones relacionadas con las representaciones de libros, bibliotecas y espacios lectores; la destrucción o pérdida de material bibliográfico; la censura documental y bibliográfica, libros imaginarios e imaginación en los libros; entre otros temas afines.

  1. Bibliotecas y archivos, espejos de mundo

La biblioteca y los archivos como espacios que representan a su lector y comunidades, a su(s) coleccionista(s) y las visiones del mundo que se reflejan en los escritos que coleccionan. En este eje se incluyen las investigaciones relacionadas con colecciones, bibliotecas, archivos y representaciones; el orden y clasificación de los libros y documentos; la biblioteca y el archivo en su relación con la comunidad; la identidad; la biblioteca y el archivo como espacios arquitectónicos y simbólicos; y otros temas afines.

  1. Materialidades, materiales, prácticas y haceres

La materia produce visualidad, el libro y el documento “narran” a través de sus componentes y hablan sobre sus procesos de producción. En este eje se incluyen investigaciones relacionadas con la artesanía del libro, los usos y prácticas lectoras, los procesos de fabricación y manufactura del material bibliográfico y documental; la protección y restauración del patrimonio documental y bibliográfico; entre  otras posibilidades de pesquisa.

Participación

Para participar de esta segunda jornada se debe enviar un resumen de la propuesta (máx. 300 palabras) indicando título y eje temático al cual desea participar. Asimismo, el documento deberá contener el nombre del autor, adscripción institucional (si la tiene; no se considerará requisito excluyente) y correo electrónico. Se podrá participar con un único trabajo, el que deberá ser enviado por mail a: contacto@cinela.cl

El plazo máximo para el envío de los resúmenes será el 28 de diciembre a las 23:59 hrs.

El comité organizador comunicará las ponencias aceptadas el 29 de enero.

 

FECHAS IMPORTANTES

Fecha inicio de la convocatoria: 2 de octubre de 2020
Fecha límite de recepción de resúmenes: 28 de diciembre de 2020
Entrega de resultados: 29 de enero de 2021
Entrega de ponencia final: 1 de marzo de 2021
Publicación de programa: Próximamente

Descarga la convocatoria 2021

Desde la librería jesuita a la Biblioteca Nacional de Chile

La Compañía de Jesús fue expulsada de los territorios bajo dominio español el 26 de agosto de 1767. Esto significó un proceso de expropiación de todos los bienes de la orden religiosa, tanto muebles como inmuebles. Entre todos estos, destacaba la librería jesuita de Santiago, catalogada por distintos autores como la más grande de la provincia chilena, y uno de los bienes jesuitas con una de las historias más interesantes.

Real Decreto de Extrañamiento de la Compañía de Jesús, 1767 (Archivo Nacional Histórica de Chile, Fondo Jesuitas de Chile, Vol 7, f. 23-23v)


Desde la Real Junta de Temporalidades, institución a cargo de la expropiación jesuita, se ordenó que la librería debía ser inventariada completamente, para luego cerrarla y prohibir su uso. Esto significó la pérdida de un importante espacio de conocimiento, pero también supuso problemas prácticos, pues los jesuitas no eran los únicos que utilizaban su librería. Desde mediados del siglo XVIII, la Real Universidad de San Felipe utilizaba este espacio para suplir la falta de libros de su institución, por lo que el cierre de esta significó una desvantaja importante para la universidad, lo que es visible en el oficio enviado por su rector al Conde de Aranda, ministro a cargo de la Junta de Temporalidades:

“Con fecha de 2 de septiembre de 1769. me dirigió el D[octo]r D[o]n Manuel Joseph de Salamanca, Rector de la Real Universidad de S[a]n Phelipe de esa ciudad, en nombre de su claustro vna representaz[io]n solicitando se le concediese la librería que poseieron los Regulares de la Compañía en el Colegio Maximo de S[a]n Miguel de esa misma ciudad, en consideración a la necesidad que tenia de ella, y a los ningunos fondos de la Universidad para impender su costo; (…), y que los cinco mil pesos de renta annual asignados a la [mis]ma Universidad, se consumen en el honorario de cathedraticos , secretario, y vn Bedel, sin quedar residuo alguno…(Archivo Nacional Histórico de Chile, Fondo Jesuitas de Chile, Volumen 63, fojas 52 – 52v.)

«Inventario de los Libros encontrados en el Colegio Máximo» (Archivo Nacional Histórica de Chile, Fondo Jesuitas de Chile, Vol 7, f. 295, 296)


En los próximos años serían enviados otros oficios como este, lo que en 1771 consiguió que la Junta permitiera que la universidad se anexara la librería jesuita. Aún así, se instauraron importantes restricciones a esto, siendo las principales que no se podría traspasar ningún libro de teología, ni tampoco ningún texto manuscrito:

“Dixeron que [heran] de Dictamen que de la libreria ocupada en esta Ciudad a d[ic]hos regulares después de Separados los libros Morales y theologicos que contengan doctrinas Laxsas y peligrosas a las costumbres quietud y subordinasion de los pueblos, los restantes se aplicasen al Seminario Consiliár de esta Ciudad que se halla a cargo del Ill[ustrisi]mo. S[eño]r Ob[is]po Della, y q[ue] su SS[eñori]a Ill[ustrisi]ma destinase personas de su Zatisfacz[io]n que practicasen la separasíon de d[ic]hos Libros y que para q[ue] tubiese efecto lo aquí contenído se remitiese este expediente a la real Junta Superior de d[ic]has temporalidades de la Ciudad de Santiago para q[ue] ensu Vista determine lo que fuere de su arbitrio quedando testimonio de esta Províd[enci]a para lo q[ue] conbenga así lo proveyeron y firmaron d[ic]hos señores de que doy fee…” (Archivo Nacional Histórico de Chile, Fondo Jesuitas de Chile, Volumen 9, foja 202v.)

Tras esto, la librería jesuita no tendría mayores cambios hasta 1813. Durante el gobierno de José Miguel Carrera, en pleno proceso independentista, Francisco Antonio Pérez, Agustín Manuel Eyzaguirre y Juan Egaña diseñarían la idea de la Biblioteca Nacional, para lo que usarían como base la librería jesuita, que había permanecido cerrada desde 1808, cuando el inicio del proceso independentista significó la clausura de la Universidad de San Felipe. De esta forma, para el grupo de Egaña se veía como una gran fuente de libros para inaugurar su biblioteca, y al mismo tiempo significaba heredar el peso simbólico que la librería jesuita poseía desde su origen.

De esta manera, la Biblioteca Nacional se fundaba con una base simbólica importante, pues heredaba el valor representativo de la biblioteca de la primera Universidad Real en Chile, así como la de la mejor librería de la colonia, la jesuita. Al mismo tiempo, la importancia que la Compañía de Jesús tenía en el ámbito educativo colonial se veía representado en sus libros, y de esta forma la Biblioteca Nacional se convertía en el nuevo repositorio de este conocimiento. 

Ahora bien, esto no pasaba de ser un rasgo simbólico, pues de la librería original poco quedaba (especialmente luego de la castración sufrida en su traspaso a la Universidad de San Felipe). Además, la colección de la biblioteca fue creada, en gran parte, gracias a aportes personales, entre los que destacaban los del mismo Juan Egaña que donaría 52 libros, por lo que la librería jesuita era sólo una pequeña parte de ésta. Aún así, gracias a ella, la Biblioteca Nacional lograba presentarse al público como un nuevo espacio de saber republicano, pero heredero de una tradición educativa reconocida por todos, la jesuita.

Para saber más al respecto, pueden revisar:

  • Barros Arana, Diego. Riqueza de los Antiguos Jesuitas de Chile. Santiago de Chile: Ediciones Ercilla, 1932. Impreso. 
  • Collier, Simon. ideas y política de la independencia chilena 1808-1833. San- tiago de Chile: Fondo de Cultura Económica, 2012. Impreso. 
  • Cruz de Amenábar, Isabel. “La Cultura Escrita en Chile 1650-1820. Libros y Bibliotecas”. Historia. Vol. 24. 1989. 107 – 213. Impreso. 
  • Enrich, Francisco. Historia de la Compañía de Jesús en Chile, Tomo ii. Bar- celona: Imprenta de Francisco Rosal, 1891. Impreso. 
  • Hanisch Espíndola, Walter. “En torno a la Filosofía en Chile”. Historia. Vol. 2. 1962-1963. 7 – 117. Impreso. 
  • Martínez Baeza, Sergio. El Libro en Chile. Santiago de Chile: Biblioteca Nacional, 1982. Impreso. 
  • Medina, José Toribio. Historia de la Real Universidad de San Felipe de San- tiago de Chile. Santiago de Chile: Soc. Imp. y Lit. Universo, 1928. Impreso.

Podcast CInELA

Hola amigos y amigas! Les queremos presentar nuestro primer capítulo de este nuevo podcast. Nos reunimos (por Zoom) a hablar sobre libros, enfermedades, pestes y virus, de lo que salió una conversación muy interesante y entretenida.

Junto a eso, les comentamos que aún no tenemos un nombre, pero logramos hacer una selección de 4, así que queremos pedirles ayuda, y que voten por el que más les guste. Entre todos los que participen sortearemos la posibilidad de elegir un tema para el podcast!.

Nombres:

  1. Leer al revés
  2. Bibliolauchas
  3. Biblioratas
  4. Motorratones del libro

Para participar deben ingresar a nuestro Instagram (@cinelacl) y votar en las historias. Terminaremos la votación el 20 de julio

Eso. Escuchen. Compartan. Voten!

 

Ir a descargar

La voz polifónica de la fe: las Biblias Políglotas

Este breve ensayo está dedicado a presentar someramente una genealogía de las grandes Biblias políglotas. Una biblia políglota es un formato histórico de libro que se caracterizó por reunir múltiples traducciones de manera paralela del texto sagrado, en distintos idiomas del Cercano Oriente tales como hebreo, griego, arameo, sirio, entre otros –lenguas antiguas de las zonas geográficas donde se dieron suceso los acontecimientos fundamentales de la fe cristiana– y los compara con la versión oficial reconocida por Roma: la Vulgata, la traducción latina de la biblia hebrea y griega hecha por San Jerónimo hacia fines del siglo IV y que fue ratificada como canónica en el Concilio de Trento en el siglo XVI.

La aparición de las biblias políglotas no es exacta, pero comúnmente se remonta a la Hexapla de Origen en el siglo III, que sería el primer escrito que reuniera el Antiguo Testamento en hebreo y griego. Luego, la Edad Media dio paso a la creación de un sinnúmero de códices y manuscritos producidos por eruditos de Occidente y Oriente, que buscaron ampliar las traducciones existentes en los idiomas del cristianismo oriental.

Las políglotas no fueron biblias de uso litúrgico común, sino que fueron ediciones críticas diseñadas específicamente a una lectura filológica que disecciona las estructuras lingüísticas y las compara para detectar sus divergencias conceptuales. Estos libros se enfrentan a cierto tipo de lectores que debían estar preparados previamente en la materia: teólogos, filósofos y eruditos de la Iglesia; y demandaba de ellos un ejercicio de lectura múltiple, analítica, no lineal e interpretativa. Las políglotas fueron herramientas prácticas para disipar controversias idiomáticas y acercarse a una versión lo más fiel posible a la original de los antiguos textos sagrados, considerados fundacionales para la fe judeocristiana. Más allá, atienden al impulso devocional por reparar aquella verdad incorrupta del relato bíblico, su versión primera inspirada por la divinidad, y que se entiende fue progresivamente opacada por la distancia histórica, por la acumulación de capas de desinformación dadas por la lejanía geográfica, idiomática y cultural con los cultos cristianos orientales, y más importante, por su mancillamiento a través de los siglos ocasionado por innumerables traducciones poco correctas, poco informadas o incluso tendenciosas.

Las políglotas son testimonios del debate teológico sobre la pertinencia de la traducción, interpretación y revisión del texto sacro, donde se puso en cuestión la posible herejía oculta detrás de tales presunciones. Es así como lo que a primera vista parece una tarea netamente práctica, se convirtió en un asunto que pasó a ser delicadamente tratado desde los ojos de Roma. En ánimos de zanjar una versión oficial romana que limitara claramente la narrativa de la fe cristiana, la Iglesia Católica reconoció el valor fundacional de la Biblia Hebrea (o masorética) –considerada una de las versiones más antiguas– y la Septuaginta –la traducción griega del Viejo Testamento–; y oficializó la antes mencionada Vulgata.

Cada políglota está influenciada por revisiones predecesoras, concadenándose en un esfuerzo continuo y colectivo a través de la historia. El afán en Occidente por buscar aquel relato original fraguó especialmente en siglos venideros, y jugaría un rol sustantivo en los cismas de las iglesias cristianas y en los devenires políticos durante los siglos XVI y XVII.

Leer más